domingo, 5 de abril de 2015

Wisteria chinensis (Glicinia) tan solo un pequeño regalo esta primavera

Nadie diría lo imponentes que pueden llegar a ser estas trepadoras a tenor de lo que a veces se hacen esperar para regalarnos sus flores. 
Tuve cuatro años una Glicinia (Wisteria chinensis) en el otro jardín y jamás tuve la suerte de que me premiara con una flor.
Estoy convencida de que es cuestión de tener paciencia con ellas. Esta parece que me regala un par de racimos de sus flores para que no me desanime y siga cuidándola :)
No hay cuidado, la he puesto en un lugar dónde recibe muchísimo sol, dónde sus potentes raíces no dañarán estructuras ni tejados y dónde será fácil guiarla y sostener el peso que llega a tener cuando crece. Espero que los años la hagan crecer y cubra con su preciosa floración la baranda de una de las terrazas con las que cuenta el jardín. Desde ella se podrá disfrutar de su delicioso aroma y constituirá una preciosa mancha de color que podremos disfrutar mientras comemos en ella.
Esta primavera me conformaré con su pequeña y hermosa muestra de lo que seguramente llegará a ser!! ;)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido