lunes, 27 de abril de 2015

Cómo guiar rosales trepadores sobre un muro de forma sencilla (o cualquier trepadora)

Hay mil posibilidades para conseguir que nuestros rosales trepadores luzcan esplendorosos sobre los muros de nuestro jardín e incluso sobre la fachada de la casa. Una preciosa celosía de madera hace que su belleza destaque pero no siempre tenemos una disponible o incluso no siempre nos viene bien el desembolso que su compra supone. 
Estoy escribiendo este artículo porque en el huerto me gustaría que también hubiera rosas. Cómo no!! El muro sur del garaje es un estupendo fondo para este Laguna de Kordes, un rosal trepador precioso!! Tengo cinco celosías que me traje del otro jardín pero las tengo reservadas para la fachada de la casa, así que aquí he optado por otro sistema para sostener el rosal muy cómodo y sencillo de hacer.
Conviene que los rosales (y las plantas trepadoras en general) no estén totalmente pegadas a los muros si no que haya un espacio entre éste y el rosal para que pueda circular el aire y que esté bien ventilado.
De ahí que hayamos utilizado estas escarpias un tanto especial (o cáncamo,que no sé muy bien como se llama. Especial en el sentido de que la parte roscaca es más largas que lo que suelen ser en las escarpias normales.
El largo de esta pieza de 10 cm en total permite que pueda adentrarse suficientemente en el muro quedando sujeta la pieza de manera muy sólida pero a la vez sobresaliendo unos 6 cm permitiendo ese espacio entre la planta y el muro que decíamos antes.
Hemos  formando tres alineaciones horizontales separadas entre ellas unos 40 cm. Más adelante, cuando el rosal crezca siempre podremos poner alguna guía más sobre el nivel de la superior.
 
Una vez metidas las hembrillas ya solo restaba tender alambre bastante grueso de 2 mm.(forrado de plástico para que evitar oxidaciones) de manera que quedara lo más tenso posible entre cáncamo y cáncamo. Y ya está! Listo para comenzar a sujetar sobre los alambres tensados y separados del muro las ramas del rosal según vaya creciendo.
Para atar las ramas al alambre he usado tubo de PVC elástico, un material que estuve bastante tiempo buscando desde que vi algo parecido en los jardines de David Austin. El que he logrado encontrar a la venta es más grueso de lo que me hubiera gustado, pero bueno, Que sea elástico me agrada para atar las ramas del rosal de manera firme y que aguante la tensión que las ramas ejercen cuando las mueve con fuerza el viento pero a la vez sin que llegue a dañarlas al ir engrosando.
De todos modos hay que pensar que las ataduras de las ramas hay que ir revisándolas cada año. Tengamos en cuenta que aunque atemos con cierta holgura la rama, ésta crece y va engrosando así que si andamos con cuidado al pasar el tiempo puede que las ataduras lleguen a estrangularlas.



1 comentario:

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido