viernes, 20 de marzo de 2015

Tras la lluvia

Todo el día cayendo, fina y pausada. 
Una delgada película de agua cubre todo. El musgo hidratado reverdece; las cortezas de los árboles se tornan oscuras; las hojas de los iris se yerguen más firmes si cabe..
Sin herir la tierra con su fuerza. Empapándola despacio esta lluvia es bien recibida en los jardines. 


Me gustan los días así, con esta luz tan bonita. Me gustan las gotas de agua sobre la vegetación. Hoy he logrado captar con mi cámara algunas de estas "perlas" que resbalaban por los troncos antes de caer al suelo...o simplemente se acumulaban sobre hojas y flores. 

Los troncos de mis viejos enebros rezuman hoy humedad y las sillitas blancas junto a una mesa vacía parecen esperar momentos mejores para ser ocupadas. 
Las rocas resplandecen hoy de verde y de toda la gama de grises, ocres y marrones que la lluvia intensifica y siento hoy blandos mis pasos sobre el acolchado mullido donde las hojas ya no están crujientes por lluvia.
Los amentos del salix tan vaporosos hace nada, descansan lánguidos como blonda mojada.  Qué no hay hermoso en un jardín?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido