domingo, 1 de marzo de 2015

Cultivar fresas silvestres (frutillas) y fresones

A quién no le gustan estos frutos!! Tan rojos, tan brillantes, tan bonitos!! Pero sobretodo, tan deliciosos..
Hace unos días compré unos plantones de fresillas silvestres (Fragaria Vesca) y también de fresones (Fragaria x ananassa). Será la primera vez que las cultive así que ya veremos qué tal se dan. Como el espacio que tengo en los bancales de mi pequeño huerto no es demasiado he pensado que lo mismo podrían cultivarse bien en contenedor.
He leído que el inconveniente de estas freseras (así se llaman por lo visto estas macetas agujereadas que son específicas para el cultivo de estas plantas) es que el sol no le da por todas partes, quedando en zona de sombra la parte trasera salvo que periódicamente le vayamos dando la vuelta al recipiente.
De casualidad había comprado 10 plantones de fresones y como la fresera tiene 12 agujeros, lo que he hecho es situar hacia el norte los dos agujeros que he dejado sin plantar. Problema resuelto si es que es este el problema solamente. De todos modos no creo que se cultiven igual que en el suelo que es dónde cultivaré los demás plantones de Fragaria Vesca (Fresas silvestres o salvajes), el barro es poroso y por tanto siempre dejará escapar más agua que el suelo. No sé si la vegetación cubriendo las paredes de barro de esta fresera ayudarán a mantener fresco el sustrato al sombrearlo.  Estas plantas precisas sol pero también cierto grado de frescor en el sustrato. 
En fin, para quienes no disponemos de demasiado espacio en el huerto como es mi caso, quizás no es mala solución esto de cultivar las fresas en contenedor. Estas rosáceas necesitan crecer en un suelo que siempre tenga cierto grado de humedad así que habrá que estar bien atentos a la hidratación cultivándose de esta manera.
Tiene también una ventaja y es que al permitir que las plantas al crecer cuelguen y no toquen el suelo, evitamos los típicos problemas de podredumbre de los frutos.
La red para evitar intrusos (pájaros) no deseados y que se lleven el "botín" antes de que nos demos cuenta, también será necesaria cultivándose de este modo.
Este es el "paso a paso" que he seguido. Espero no haber cometido grandes errores.
He empapado de agua en profundidad un par de veces el recipiente, con bastante antelación, con la idea de que cuando se ponga el sustrato el barro esté saturado de agua y no absorba la humedad de aquel.
En la carretilla he hecho una mezcla con tierra vegetal, estiércol bien maduro y tierra de pH bajo, tierra de castaño, para acidófilas) Lo he hecho un poco a ojo, la verdad. No sabría decir exactamente la proporción de tierra ácida que he usado. El estiércol ya aporta cierto grado de acidez a la mezcla, de ahí que he usado tierra de castaño pero no en una proporción demasiado alta.
Una vez he tenido la mezcla hecha he llenado con ella hasta el nivel en que estaban los primeros agujeros inferiores y he puesto los primeros plantones de fresones tratando de que su pequeño quedara bien cubierto con tierra que he apretado ligeramente a su alrededor para que no quedaran huecos con aire. 
Este recipiente tiene unas dimensiones bastante grandes. Para humedecer bien todo este sustrato haría falta más agua que la que cabe en el espacio que queda sin tierra alrededor de la boca. De ahí que pensara que era buena idea regar varias veces según iba añadiendo mezcla de tierra.
Una vez bien húmeda esta primera tierra he seguido añadiendo más hasta llegar al segundo nivel de agujeros en los que he vuelto a poner más plantones de fresón y he vuelto a mojar bien con agua el sustrato.. 
He ido haciendo este proceso hasta llegar a tener plantadas todos los fresones. Ya con la fresera llena he puesto cinco plantones de Fragaria Vesca en la parte superior del sustrato.
 
Por último he efectuado un buen riego en profundidad echando agua hasta comprobar que ésta aparecía por el agujero de drenaje inferior con el que cuenta el recipiente.
Creo que además de verse mucho más bonita la fresera también evitará pérdida de humedad del sustrato por la parte superior.
Cuando estas plantitas crezcan y cuelguen por las paredes de esta fresera quedará bonito. Las fresas tienen unas hojas preciosas y el hecho de poder ver a la vez los frutos madurando y las flores hacen de estas plantas un ornamento precioso para cualquier jardín o huerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido