martes, 31 de marzo de 2015

Acacia dealbata (Mimosas). Una relación amor/odio

Cuando vierten su amarillo por todo el jardín y lucen resplandecientes se me olvidan los once meses durante los que las estoy maldiciendo. Son adorables!!
Pero, ay!! los otros once meses, qué árboles tan antipáticos me parecen!!

Este año han abierto un poquillo más tarde, no mucho. Lo han hecho como siempre, con sus flores vaporosas de un amarillo limón tan refrescante!! 

Tienen algo con lo que no cuentan la mayoría de árboles, la posibilidad de cortar ramos y ramos para casa sin que se note las ramas que faltan porque es de tal abundancia...

Este año no les ha acompañado en su floración el viejo almendro. No sé si las últimas heladas han dado al traste con lo que puede que sea su último intento de seguir vivo. Tendré que prestarle mucha atención si quiero que dure al menos unos añitos más.

Las mimosas también están viejas. Hay que eliminar ramas muertas y hacerles una buena poda para que se tornen más redondas y tupidas y evitar que ganen tanta altura. Lo haré tras la floración porque están tan altas ya que temo que el viento pueda derribar alguna como de hecho ocurrió en febrero del año pasado. El problema es que están ya demasiado crecidas y no sé qué tal aguantarían una poda severa.

Una mañana me encontré la mimosa más grande del jardín tumbada sobre el suelo, el viento la había arrancado literalmente de cuajo. Debiéramos haberlo anticipado por varias razones, primero porque Acacia dealbata no es un árbol de vida larga y éstas que hay en el jardín pasaron ya de treinta años hace tiempo y segundo porque las raíces de las mimosas no ahondan en la tierra así que no es un árbol estable como otros. Esta que derribó el viento crecía entre un enorme enebro y los dos pinos del vecino así que se abrió paso entre ellos buscando la luz y alcanzando una altura bastante respetable que fue lo que facilitó su derribo.

Todas las mimosas que hay en el jardín (y en varios de los jardines de alrededor ajajjaja) son hijas todas de una que se trajo de Galicia. No creo que exista un árbol de más fácil propagación. No me extraña sus semillas vuelan a miles espolvoreándose por todos los jardines cercanos. Las encuentras todo el año en todas partes brotadas y el trabajo de ir retirando estos brotes se me antoja insufrible. Pero no es solo eso, es que de sus raíces emite miles de chupones que resulta extremadamente difíciles de arrancar.
Al final convierten la zona dónde están plantadas en un terreno en el que es imposible que viva nada más que ellas. Se extienden horizontalmente con sus raíces fibrosas de las que van brotando a cientos los chupones. Si alguién tiene curiosidad puede ver la entrada en la que os contaba como limpié la zona en la que estaba la mimosa que se cayó. Saqué...ya ni recuerdo la de cubos grandes llenos de raíces. Habían formando una capa como de 15/20 cm que ni a golpe de pico salían!!

De ahí mi relación amor/odio que decía. Tengo tres en concreto en un arriate bajo la terraza que da al este. Ahí solo ha sido capaz de medrar un laurel del tamaño de un árbol ya. Puse un par de hortensias en la esperanza de que su sombra permitiera que crecieran sin el sol del mediodía. En vano. Me pasaba el día regando las hortensias y agua que caía sobre ellas, agua que se llevaban las mimosas. Al final tuve que retirar una hortensia cuando vi que las raíces de las mimosas habían matado a la otra.

Lo mismo me pasó con dos rosales, un Mme. Isaac Pereire y un Souvenir de la Malmaison. No lograron hacer nada los pobres. Y mira que les hice un hoyo de unas dimensiones más que respetables. El hueco rellenado con buen sustrato y nutrientes se cuajó rápidamente con las raíces que emitieron las mimosas. Hace unos días los he retirado de ahí convencida de que si los dejaba esta temporada iban a seguir como el año pasado, enfermos, sin apenas crecimiento.

Ayer compré una hiedra (Hedera algeriensis 'Gloire de marengo') de preciosos tonos agrisados, en la línea de la vegetación de las mimosas. De momento voy a intentar que este arriate lo cubra la hiedra y no voy a hacer más intentos de plantar ahí porque no me apetece luchar más contra ellas ajjaja Ganan siempre la batalla!! :) Espero que esta hiedra logre crecer aquí y cubrir de verde este arriate.

Así que si alguien está pensando introducir mimosas en su jardín que se lo piense muy bien. Es un consejo. Sí, son hermosas, de flor tan vaporosa y delicada que nadie diría lo que causan a sus pies.
También es verdad que estas mías no están injertadas. No sé si las que están injertadas en Acacias retinoides emiten menos chupones, creo recordar que alguien me comentó que sí, que se extendían menos. 
De todos modos, y a pesar de los pesares aunque no plantaría ni una más también es verdad que no las quitaría eliminaría las que están. Mi jardín no sería igual sin ellas. 
Aunque lo que se destaca más de las mimosas es su flor, a mí me parece que las hojas no tienen menos belleza. De tonos grises, plateados, cambiantes según las mueve el viento. Combinan bien con la vegetación de muchas otras plantas. Eso sí, con los pies lejitos de ellas, eh! jejeje ;)

Narcisos y ajos ornamentales (Allium) con retraso, pero ya apuntan

Ya apuntan!! Hace dos meses justo, al inicio de enero, planté unos cuantos bulbos de narcisos variados y de ajos ornamentales (Allium). No era ya época de bulbos primaverales así que no estaba segura del resultado.
De momento ahí están, sacando la cabeza. Veremos qué tal florecen aunque temo que las temperaturas reduzcan la duración de la floración. De momento han brotado todos. Veremos qué tal resulta esta plantación tan retrasada....

lunes, 30 de marzo de 2015

Una oportunidad para florecer. Syringa vulgaris (Lilos)

Os dije que este año podaría los lilos (Syringa vulgaris) que trasplante pero me lo pensé mejor. Cambiar de lugar un arbusto de tantos años como estos lilos míos siempre entraña un riesgo. Y si no lograban enraizar? Y si ésta fuera su última temporada? Al final he aplazado la poda para después de la floración esta primavera y me he limitado ahora, que apenas están formando las hojas a hacer una poda de limpieza. Ramas muertas o entrecruzadas y poco más. Ha sido más fácil hacérsela ahora sin tanta vegetación.

Lo he preferido así, renunciaré a las flores del año que viene pero este año, por si acaso algo no funciona bien tras este traslado, disfrutaré de su preciosa floración. Aquí están ya, los capullos totalmente formados. En unas semanas se abrirán. Parece que este año vienen adelantados!!

Más allá de los límites del jardín. El edén también está fuera

Setos, muros, vallas...nos esforzamos en acotar los límites de nuestros jardines. Los acotamos frente a los miradas ajenas porque la privacidad es algo que para nosotros es importante. Y esto es más cierto en España que en otros países. Aquí solemos guardar celosamente la belleza de nuestro jardín.
En Inglaterra por ejemplo, es frecuente que la zona delantera del jardín esté abierta, sin vallas, de manera que cuando vas andando por las calles puedes acercarte muchas veces casi hasta la puerta de las casas. Quizás es otro modo de ser, otra actitud. Aquí esto a muchos se nos haría impensable. Pensar que los ajenos pueden estar tan cerca sin nuestro consentimiento...ummm No. No solemos querer esto. Nos protegemos. A veces no sabemos muy bien de qué jajajja de las miradas, de los intrusos, por seguridad?
He ido creando zonas de setos libres precisamente con esta finalidad. Crear una barrera hermosa que me permita disfrutar de mi interior a salvo de los ojos ajenos. Y sí, sigo pensando que esto es necesario. La ventana de mi cocina da una zona que espero que un día se un patio fresco y frondoso, de momento es tan solo un espacio desde el que se accede al jardín desde la calle. No me apetece ser vista mientras estoy cocinando así que tengo pensado cambiar la entrada de alguna manera para preservarme de las miradas indiscretas. Indudablemente sentirse cómodo y libre en nuestras propias casas es algo fundamental.
No obstante lo anterior muchas veces pienso cuánto del paisaje que rodea al jardín se mete dentro creando un marco que lo conforma. Mi jardín es como es en parte también por las montañas que lo rodean, por las vistas que de ellas se ofrecen desde mis terrazas. El horizonte es en muchas zonas del jardín el "gran seto". El escorzo de las montaña; el campanario de la iglesia; las luces brillantes del pueblo cuando las veo desde el lilar de noche... es el exterior que se nos mete dentro.
Estoy diseando el fondo izquierdo del jardín teniendo en cuenta las vistas que desde esta zona se ofrecen de las montañas y del pueblo intentando crear un espacio de una parte preservado incluso del propio jardín encerrándolo por la zona oeste para que llegue a ser una especie de "jardín secreto" pero abriéndolo hacia el sur porque me parecía imperdonable prescindir de las vistas que desde esta zona se ofrecen de las montañas que lo rodean y del pueblo a lo lejos. Incluso de noche es un lugar especialmente bonito que me inspira mucha paz cuando me siento a veces a fumar un cigarrillo allí y veo brillar junto a las estrellas las luces del pueblo que os decía antes.
Probablemente termine por tapar esos metros que hoy os muestro pero reconozco que hoy me he cuestionado algunas cosas...La contundencia de los troncos de los grandes pinos, el espacio en sí merece quizás más reflexión de mi parte. Es el final de mi jardín pero también lo es del del vecino. La vida ellos la hacen en el otro extremo, arriba, así que quizás no sea tan perturbador permitir que estos arbustos tan hermosos "formen parte también" de mi jardín de alguna manera..
Esta mañana, desde este lilar se veían las forsitias (Forsythia x intermedia) de la parcela contigua y pensé que sin yo pretenderlo bordeaban mi jardín de amarillo por dónde mis mimosas no lo hacen en este momento. Me he alegrado de no haber cubierto aún este trozo de valla. Me hubiera perdido el poder disfrutar de la luz que emite el amarillo brillante de estos preciosos arbustos. 

Es un tramo de los pocos que tengo aún sin cubrir. Se trata de unos metros que aún no acondicioné y dónde hemos ido amontonando materiales que seguramente nos valgan más adelante según avancemos el arreglo del jardín, así que no es una zona que esté "adecentada". A pesar de ello hoy la vista me ha parecido hermosa y las losetas quitadas de la zona cercana a la casa y el resto de materiales amontonados (y que generalmente me hace daño a los ojos) no le han restado belleza. A veces, el edén también está fuera...

domingo, 29 de marzo de 2015

Un arbolito que lo tiene todo!! El Amelanchier lamarckii (Syn. Canadensis) o Guillomo

Así es. Lo tiene todo!! Guillomo o Amelanchier lamarckii es un arbusto o arbolito de unas dimensiones aceptables para cualquier jardín aunque no sea grande. Existen algunas variedades unas más grandes que otras, ninguna descomunal. Amelanchier lamarckii (Syn Canadensis) es quizás la que se hace más alta.


Esta mañana, cuando me he levantado he visto una zona con brillos blancos en uno de los caminos de bajada que estoy preparando con plantas acidófilas y dónde estaba dando el sol. Así a trasluz no he sabido identificarlo a la primera pero en cuánto me he acercado un poco: Ahí estaba.. Era uno de los Amelanchier lamarckii. Tengo otro par, uno en el jardín trasero y otro en el seto norte pero parece que van más rezagados.
Éste, de ayer a hoy sus capullos se han abierto de golpe, sin previo aviso!!
Este es un árbol que parece tener prisa para todo. Crece rápido, tan pronto como se abren sus yemas brotan de ellas varios capullos y de un día a otro se abren y te regalan de pronto su floración japonesa :) y apenas se están formando alguna que otra hoja las flores ya se abren. Una floración que me parece etérea, elegante...por ser sobre sus ramas desnudas casi. Y qué belleza de estambres!! Casi más protagonistas que los propios pétalos.

Le gusta el sol y los terrenos ácidos. Es un árbol de crecimiento rápido y de ramaje no del todo tupido. Por eso ubiqué uno de ellos en el jardín trasero. Para que vierta su sombra sobre un par de rosales que tengo de tonos carmines muy oscuros (ya sabemos lo difícil que es que se mantengan mucho tiempo la mayoría de rosas oscuras) Pensé en este arbolito por eso, porque no hace una sombra excesivamente espesa. No quería quitar del todo el sol a los rosales a mediodía, quería tan solo filtrarlo un poco.

No suele ser un árbol de tronco único por su tendencia a emitir chupones. Me gustaría cultivarlos con pocos troncos desde el suelo así que tendré que eliminar los que vayan brotando desde la base.
Decía más arriba que lo tiene todo. Tiene hasta una fantástica coloración otoñal en tonos rojizos y naranjas que lo convierten en absoluto protagonista de la zona dónde esté.


Es bonito hasta cuando fructifica. Podría decir incluso que produce frutos comestibles sin mentir. Pero lo cierto es que cuando los he probado no me gustaron demasiado.jajajja Lo hace con frutos pequeños, del tamaño de un arándano gordo y de un color semejante.  Se hacen mermeladas con ellos. 

Pero cuando es realmente su momento de gloria es el otoño. Ahí sí que resplandece con sus hojas a trozos teñidas de rojos, amarillos, naranjas mientras otros permanecen verdes.


Kerria japonica 'Pleniflora', una aspirante a rosa!!

Así son sus flores, como diminutas rosas de un amarillo brillante. Tiene el amarillo de los soles de los dibujos de los niños chicos! :)
Kerria japonica 'Pleniflora' o rosa japonesa o Malva de los judíos como a veces se la conoce es un arbusto sin complicaciones si los podamos adecuadamente.
La variedad Pleniflora es la que muestro en las imágenes. Hay otra de flores sencillas, creo que de cinco pétalos con un amarillo tan intenso como la Pleniflora.
Se hace grandote, llega a superar sin dificultad los dos metros. Un arbusto nada melindroso. Eso sí, necesita su buen solecito.
Pertenece a la familia de las rosáceas. Caducifolio y totalmente resistente lo que lo hace apto para jardines del interior como el mío. Nada exigente en el sustrato. 
Es su primera temporada en mi jardín así que no he podido comprobar todavía sus necesidades en cuanto a agua. Tengo entendido que no requiere más que cualquier otra aunque no es conveniente descuidar demasiado el riego en verano.
Es una lástima que la gente que trabaja en algunos viveros tenga tanto desconocimiento a veces de las plantas que vende. A esta mía no se le ocurrió otra cosa a alguìén dónde la compré que cortar por lo sano, "todo recto" ajjajajaj todos los tallos a la misma altura. Con lo cual se cargaron casi todo el largo de los tallos del año anterior que es dónde florece. Y lo curioso es que estaban todas así. Así que o me la llevaba o... Y me la traje. Qué remedio. Este año no podré disfrutar de largos tallos así que me conformaré con algunos más cortitos :)
Pienso que merece un lugar en el jardín dónde sus tallos péndulos por el peso de las flores puedan lucirse. Nada de apretujamientos!! Kerria japonica es una planta que necesita su espacio. 
Aquí podéis ver mi pobre Kerria "trasquilada" jajajaj No tienen largo suficiente sus tallos como para arquearse así que está tiesa como una vara :)
Como os decía más arriba hay que cuidar muy bien su poda. Tiene una tendencia a marchitarse los tallos que florecieron y éstos hay que eliminarlos en la poda tras la floración para permitir y fomentar que rebroten desde el suelo los que al año siguiente florecerán.

Me gustan sus hojas de borde aserrado y de un verde tan vivo y tan bonito!! Y qué me decís de sus capullos? Estoy segura que no es una planta que me dará complicaciones. Llevaré buen cuidado de ir renovando el arbusto mediante la poda. Os contaré...

Cultivar camelias no es imposible en climas del interior (Camellia × williamsii 'Debbie')

Es tiempo de camelias. Qué fama tienen estas plantas de difíciles para los que no vivimos en el norte de España. Y no lo son, la verdad. Quizás sí, hay que tener en cuenta algunos factores para su cultivo. Tener presente que las camelias son plantas acidófilas, como hortensias, calas, rododendros... 

La plantación de este tipo de plantas determina en buena medida que luego sea fácil de mantener su cultivo en condiciones aceptables. Por lo demás las condiciones de cultivo serías muy semejantes a las que podemos proporcionar a un rododendro. 

Por tanto un sustrato que permita mantenerse húmedo pero con buen drenaje para que no provoque encharcamiento en las raíces, cosas que las camelias detestan (como casi todas las plantas), buena cantidad de materia orgánica a base de humus de lombriz, madera triturada muy, muy pequeña, estiércol; 

El suelo debe tener un pH ácido y si nuestro jardín no cuenta con él deberíamos rellenar el hoyo de plantación con tierra de castaño o tierra para acidofilas o acidificar el suelo alrededor de las raíces.
Este pH deberíamos mantenerlo ácido regando con agua de lluvia y si eso no es posible acidificando previamente el agua de riego.

Un factor muy importante es controlar también los niveles de hierro y a al mínimo síntoma de clorosis férrica hacer aportaciones de quelatos de hierro.

Mantener un buen nivel de hidratación porque estas plantas están deseosas de tener siempre sus raíces ligeramente húmedas.
En climas del interior de la península no es conveniente cultivarlas a pleno sol, ni siquiera que les de el sol del mediodía. Una zona en semisombra, dónde reciban el sol de la mañana y algo de la tarde sería lo ideal. Aunque yo siempre las he cultivado en ubicaciones al norte dónde todo lo más que reciben son unos ligeros rayos de sol por la mañana y muy poco por la tarde ya avanzada y eso en verano, porque en invierno no reciben nada. Eso sí, sombra luminosa.

Muchas veces ni siquiera requieren poda y si acaso se ve la planta algo pobre de ramas como es la mía porque cuando vino a casa el arbusto estaba bastante pelado, un ligero despunte tras la floración animará a que rebrote tupiéndose cada año más.
Y poco más... son tan bonitas!! que bien merece la pena darlas un poquillo de mimo :) Además, al tener un bonito follaje persistente lucen bien todo el año.
Esta mía es Camellia x williamsii 'Debbie' pero hay tantas y tantas variedades!! Sin faltan tengo que hacerme con alguna más cuando arregle una zona de hortensias en el jardín delantero que estoy estos días proyectando.

jueves, 26 de marzo de 2015

Una inestimable ayuda. Libros de jardinería. La poda (I)

Rondaba 1982. La que firma tenía poco más de veinte años y unas nulas habilidades jardineras. No había planta que me regalaran que no terminara muerta!! Ni una!! O las mataba de sed o las ahogaba en agua. Era una época en que una tenía que compaginar tantas actividades que ni tiempo (ni interés) tenía en retirarlas, las iba acumulando en un balcón que teníamos y allí esperaba en vano su recuperación (sin tener conciencia de hasta qué punto esta recuperación estaba en mis manos)
Llegué a pensar que algo en mí me incapacitaba para el cuidado de las plantas!! jajaja 
Compramos muy pocos años después una casa con un jardín diminuto que, como es lógico, nos entregaron lleno de una tierra horrible y por supuesto sin arreglar lo más mínimo. Con toda la ilusión que uno tiene con veintitantos años preparamos aquella casa; la decoramos lo más bonita que fuimos capaces y la verdad, quedó preciosa (o yo la veía preciosa :) ) Tenía en el salón unos grandes ventanales con palillería, tipo ventana inglesa y desde ellos una tarde miré hacia fuera!! Y qué vi? Un horrible espacio de tierra arcillosa, lleno de piedras, un murete pelado, sin una planta que dejaba la intimidad de nuestra casa al descubierto desde la calle!! Y me dije "Imposible, así no puedo dejarlo!!!"
Recuerdo perfectamente que me dispuse a arreglar aquella situación. Por qué iba yo a poder adecentar aquel pequeño espacio? Por qué no iba a poder aprender a cuidar alguna plantita? Me convencí de que sencillamente yo no tenía conocimiento alguno sobre plantas y que no había ni trapa ni cartón, ni mágia, ni dedos verdes, ni rollos!! Era simple y llanamente que ni tenía la información ni le había dedicado tiempo alguno para su cuidado. 
Era una época en la que aún no teníamos Internet, ni el Santo Google, ni desgraciadamente había Foros de Jardinería en los que la gente volcara como hoy su generosidad ayudando e informando a los demás, ni blogs que consultar... 
Como os decía, habiendo llegado a la conclusión de que era necesario lograr tener una ligera idea para poder mantener algunas plantas que adecentaran aquella zona delantera de la casa y convencida de que mi única solución estaba en los libros,  me fui a un gran centro comercial en el que adquirí un surtido de estupendos libros. Por cierto, conservo todavía la mayoría y aún los consulto de vez en cuando.
La jardinería entonces era un mundo bastante reducido o al menos lo era para mí. Pedir rosales a raíz desnuda? Yo no tenía ni idea de que existían!! Ocurrírseme tener en mi jardín plantas que no estuvieran a la venta en el mercado semanal de mi pueblo y poder solicitarlas a través de una web? Eso era impensable!!! Creo que lo he dicho alguna vez, me acuerdo perfectamente que los primeros rosales que compré no contenían en su etiqueta más que "rosal trepador rojo"!! Lo increíble es que para mi era suficiente ajjajajjaa Refloreciente? Antiguo? Eso qué era? jajaja Yo me vine a casa tan contenta con mis dos primeros rosales de los que colgaba una descolorida etiqueta en la que a duras penas podías hacerte una idea de cómo serían las rosas que darían y los planté en la fachada de la casa. Con estiércol fresco!!! ajajja sí, con estiércol fresco. Tal era mi ignorancia entonces. No sé ni como no se murieron. Por el contrario, me dieron unas rosas preciosas que serían el germen de la pasión que ahora siento por ellas.
Otra época muy distinta a la actual. Sí, con menos medios. Así que los libros constituían casi la única fuente para poder aprender. Recuerdo que pasé alguna semana devorándolos y cuánto más leía más comprendía qué había hecho mal con todas aquellas plantas que se me habían muerto y más me interesaba lo que aquellas fuentes de conocimiento que yo tenía en mis manos me brindaban. Empezó a gustarme, empecé a tener el "gusanillo" de intentarlo!! Por supuesto lo que yo hice en aquel primer jardincillo no podría llamarse diseño ajajjaa no sé ni lo que era, casi que no quiero acordarme de los errores que cometí :) y de lo que desaproveché aquel espacio!! Lo que sí sé es que aquello fue el comienzo de un interés que fue en aumento y de poder constatar que yo también era capaz de tener plantas hermosas. 
Y como cualquier materia que se comienza a aprender saber una cosa te llevaba a preguntarte sobre otra,..las necesidades de aprendizaje se acrecentaban y con ellas vinieron la adquisición de diccionarios, de libros de botánica y de algunas de las pocas revistas de jardinería que por entonces se publicaban.
Rápidamente empecé a ver resultados y aquellas plantas a las que yo seguía llamando por sus nombres comunes porque los botánicos se me hacían imposible de memorizar :) permanecían en mis arriates sanas!! Preciosas!! No se morían!! Y las estaba cuidando yo!! La que había matado tanta planta hasta entonces ajjajaja Recuerdo lo feliz que empezó a hacerme aquello :)
Sí, hubo un hecho determinante en que yo hoy tenga esta afición (casi vicio ajjaja) y creo que fue la ubicación de aquel pequeño espacio delantero de mi casa. De haber estado en la parte trasera de ella y haber podido entrar desde la calle a la casa sin pasar por él seguramente a estas horas yo seguiría acumulando macetas con tierra seca y esqueletos de lo que fueron plantas. Probablemente no hubiera visto la necesidad de embellecerlo y se hubiera reducido a lo que suelen ser muchos patios traseros: un lugar de acumulación de leña y algunos trastos. Estoy convencida de que lo que comenzó como pura necesidad práctica para embellecer un espacio no hubiera terminado siendo la pasión de mi vida, las plantas.
Pero si esto es cierto también lo es que de no haber contado con la ayuda determinante que fueron los primeros libros de jardinería aquello hubiera terminado en agua de borrajas..Yo hubiera desistido sin el apoyo y guía que supusieron para mí.
Recuerdo un libro que todavía está en mis estanterías, por cierto, bastante deterioradas sus tapas tras el uso que ha tenido durante casi 25 años. Es éste: ,"Flores de jardín. Manual de cultivo y conservación" de Dr. D.G. Hessayon (Editorial Blume) fue el primero que centró mi atención del surtido (no muy amplio) que me traje a casa.
Hoy se me antoja con una estética tan antigua!! :) Con tintas que ya no se usan en imprenta y con unas imágenes que no son comparables a las que contienen los libros actuales o cualquier página de Internet. No tienen el brillo ni la nitidez de éstas últimas. Es verdad!! Pero en éste que fue mi primer libro de jardinería descubrí yo que había otro mundo más allá de lo que entonces entendíamos en España como jardinería. Más bien lo intuí porque no me hacía idea de cuánto podía abarcar esta afición nuestra. Ni tenía noticias de la existencia desde hacía años y años de concursos y Sociedades de horticultura, en otros países, dónde había cultura jardinera que venía de lejos. 
En realidad pasaron veinte años hasta que yo hice mi primer pedido de rosales a raíz desnuda. Pero las páginas de aquel libro que yo llevé a mi casa y que hablaba de "Delphinium elatus" (Espuelas de caballero) de unas dimensiones que jamás había visto...me pusieron en las puertas de un mundo que jamás se llega a conocer del todo por lo amplio que es. Aquellas imágenes de plantas, de flores tan hermosas!! Me descubrieron la existencia de plantas que yo desconocía absolutamente y que me prendaron. Creo que este libro me hizo soñar por primera vez en tener en mi jardín alguna de aquellas preciosidades y si alguien me hubiera dicho que después, tras 25 años yo cultivaría esas mismas espuelas en otro jardín, en otro lugar... habría comenzado ya entonces a dar saltos de alegría!! :)


Estoy creando un jardín y es cierto que muchos de los arbustos que estoy plantando este año he tenido conocimiento de ellos muy posteriormente pero también es verdad que muchos otros los he conocido en aquellos libros. Fue en estos primeros libros en los que por primera vez leí sobre ellos y que me permitieron soñar con verlos crecer en mi jardín,  aunque fuera pensando que jamás llegaría a realizarse el sueño, Hoy en mi jardín hay Enkiantus, Cornus Alba Sibirica, falsos grolleros, Callicarpas Bodinieri...Sí. Pero tienes que tener algo que te permita soñar con las cosas. Los libros de jardinería fueron mi herramienta para ello.
Las fuentes para aprender sobre las cosas, para empezar a ilusionarte con ellas,  son muchas. Jamás una sola. Ninguna despreciable. Es cierto que la jardinería se aprende fundamentalmente con la experiencia. Sí. Pero también con lecturas, con intercambio de opiniones, con enseñanzas de los demás...se aprende con todo y con todo a la vez. Sencillamente porque uno no tiene vida para descubrir por sí mismo sobre todas las cosas y aprender solo con lo que uno experimenta. Cuántas veces no hemos descubierto el error que hemos cometido en el cultivo de una planta a la que creíamos que estábamos dando lo que necesitaba y que a pesar de ello cada día iba a peor? Y quizás llevábamos mucho tiempo poniendo en práctica algo hasta que un día alguien o la lectura de un libro o de una página nos descubre el error...
Ya compramos pocos libros de jardinería. Cuando voy a La Casa del Libro de Gran Vía o a los centros de Fnac  a veces comento con los dependientes el hecho de la poca oferta de libros de jardinería que hay en las estanterías. La escasez sólo refleja un triste hecho: no hay demanda :)
Quizás es inevitable. Hoy contamos con sistemas tan rápidos, tan inmediatos, tan interactivos con los que conseguir la ayuda sobre nuestras dudas jardineras!! Que para qué adquirir libros que además no son gratis como los foros, los blogs o las miles y miles de páginas que tenemos a nuestro alcance!!
Sí, es práctico introducir un concepto, un nombre botánico o lo que sea en el Google y pulsar intro y que en cosa de milésimas de segundo tengamos la respuesta en nuestra pantalla pero también es cierto que los libros nos ofrecen una "autonomía" espacial que nos da siempre Internet. 
No solo eso, además cuentan en general con una seriedad y una solvencia que no todos los lugares de la Red disfrutan en el mismo grado. Tenemos la información recopilada sobre el tema que nos interesa, a nuestra disposición para consultarla de nuevo rápidamente. Podemos ir leyéndolos en el tren mientras vamos a nuestro trabajo, en la cama o sencillamente mientras disfrutamos sentados en nuestro jardín de un café. No necesitamos enchufes, ni repetidores, ni pagar cuotas, Sin cables, sin conexión... y huelen tan bien!!! :) 
Puede que poner alguna entrada sobre algunos libros de jardinería sirvan de orientación para alguien que desee comprar alguno y no tenga mucha idea. Yo misma estoy a veces en esa tesitura. Ahora por ejemplo el asunto de las podas es de gran interés para mí y la opinión de otros jardineros sobre algunos libros me hubiera servido de ayuda antes de adquirir alguno. 
Estos son los que yo tengo sobre poda. Entre ellos no podría decir que alguno es el libro perfecto para mí sobre este asunto. Todos tienen unas cosas positivas y todos adolecen de algo. Es cierto que algunos me gusta consultarlos más que otros. Aquí va la relación:


La poda tiene mucho de comprender, de entender cómo , de qué manera crece un árbol o un arbusto para poder podarlo correctamente. Tiene mucho de lógica y sobretodo de observación. En este sentido quizás el más razonado sea La poda de los árboles ornamentales. Del por qué al cómo de Christophe Drenou. Este lo tengo, como otros, en formato para ordenador.
Si bien tengo que decir que su lectura a mí no me parece tan amena como otros como pudieran ser el de David Squire, el de Hansjörg Haas o alguno tan sencillo como el de Buczacki (ya con años!!)
La poda para el especialista. De David Squire.
Poda de árboles y arbustos. Jardín práctico. de Hansjörg Haas.
Poda. de Stefan Buczacki
Sin duda, si tuviera que prescindir de todos y quedarme con uno sólo me quedaría con Enciclopedia de la poda (RHS) de la editorial Blume.  Creo que es una especie de "Biblia" en el tema de la poda. No sé si está ya descatalogado o simplemente agotado. Sé que he querido regalarlo y no pude adquirirlo en ninguna librería.
Cada libro te aporta algo, indudablemente. A veces no lo que uno espera al adquirirlos pero en ocasiones te sorprenden en sentidos que no anticipas. 
Poda y arreglos de árboles y arbustos esperaba que contuviera una relación exhaustiva de los métodos de poda tal como indica su título. No es así. Está centrado fundamentalmente en la guía y poda de árboles frutales. Hay que decir que son magníficas las explicaciones de este grupo de plantas. Pero la mayoría de arbustos tienen explicaciones bastante reducidas. En compensación se trata de un libro precioso. De esos que te gusta echarles un vistazo durante un buen rato, con muchas ideas, con muchas ilustraciones, con muchas explicaciones de aspectos del jardín sumamente interesantes.
Poda y arreglos de árboles y arbustos. De Richard Bird
En fin. Esta entrada solo quisiera animar de alguna manera a comprar de vez en cuando también un libro cuando queramos aprender sobre algún aspecto de nuestra afición. Son caros? ummm...a ver, éste último que he comentado me costó 17,95 más un euro que pagué de gastos de envío (en gasolina o billetes de tren hasta Madrid hubiera gastado bastante más) y me ha proporcionado ya bastantes horas agradable lectura y disfrutando de los mil detalles de los que habla. Me ha dado algunas ideas para mi jardín y ya tengo en mente un proyecto que me surgió mirando una de sus páginas. Sí, son 17,95 €. Unas cañas a poco que las acompañemos con alguna tapa no vale eso? Una camiseta de verano muchas veces no tiene ese precio? :) Todo es cuestión de con qué lo comparemos...