miércoles, 4 de febrero de 2015

Es invierno...y se nota. La nieve cubre mi jardín.

Una lástima no haber podido aguantar más tiempo cámara en mano. He tenido que meterme para casa porque las manos ya ni las sentía del frío que hace!!. Ayer ya nevó un poco pero hasta esta tarde no lo ha hecho "en serio". A partir de tener que abandonar la cámara ha aumentado de tal manera que en poco rato han desaparecido los caminos, algunas plantas pareciera que las ha engullido la tierra. y algunas macetas y objetos se confunden hoy bajo una capa tan blanca...tan blanca como la nieve!! jaja. 
Es verdad que es incómoda, que dentro de un par de días todo estará embarrado...Que hay que tener cuidado con los resbalones, que más de uno mañana llega tarde al curro porque no podrá arrancar el coche....Es verdad todo eso,  pero quién no paga este precio por disfrutar de esta belleza? 
Étoile de Hollande es un rosal precioso. Presiento que va a ser uno de mis amores. De esos que tengo tantos y a los que soy infiel tan pronto como me enamoro del siguiente...ajajja Pero es que desde que comenzó a brotar esta primavera pasada no ha dejado de gustarme cada día más.  Me gusta todo él, sus rosas, su aroma, su forma, su abundancia..y esos tonos broncíneos de sus hojas me tienen entusiasmada. Hoy presenta una nueva versión de sí mismo con pendientes de carámbanos colgando de sus hojas... qué belleza!!
Espero que estas velas de hielo, como pequeñas estalactita, no dañen mis rosales!! No, seguro que no les harán daño alguno.. los rosales aguantan tanto!!!


La Hedera enmarca por la izquierda la rampa escalona, el camino que algún día, cuando arregle esta zona estará lleno de arizónicas y las baldosas a modo de pisadas que están ahí desde ...ni se sabe!! hoy no me parecen tan feas ajjajaj Y es que la nieve amortigua los defectos y destaca las bellezas. Verdad?
El tejado del garaje, el de mi casa...y también el tejadito de uno de los comederos que tenemos colgados de algún que otro enebro también están nevados...Mala cosa para que mañana, goteando si es que ha dejado de nevar, vengan los pájaros a comer en él Uffff menuda duchita fría ajajja
Qué hermoso me parece ese manto blanco que uniformiza pero que también destaca los escorzos. Hoy se me antojan distintos algunos objetos que suelo verlos a cada instante en mi ir y venir diario por el jardín. Hoy tienen una belleza especial. Las garrafas de cristal que tengo medio abandonadas en la terraza grande a la espera de buscarles un lugar apropiado hoy parecen bizcochos verdes espolvoreados de azúcar; y el pequeño farolillo que un día de estos tendremos que cambiar porque la herrumbre ha  hecho mella en él y da un aspecto descuidado hoy... hoy es como si alguien lo hubiera remozado. Es verdad que algunas de estas cosas quedan como difuminadas y apenas perceptibles pero otras se convierten en la estrellas de las zona,

Entre la nieve asoman las hojas de las Heucheras. Qué cambiantes son estas plantas!! En cada época con una gama de color, con matices distintos. Ahora tienen los nervios como un sistema sanguíneo resaltado :) Me gussta!! Me gusta ese verde casi amarillo que tiene un matiz musgoso...

Uno de los enebros más grandes que tenemos enmarca una bonita vista de una de las zonas del jardín que aún no está arreglada pero que hoy, la verdad, poco diseño le hace falta!!
Hasta las hojas de los nísperos, tan feotas ellas de costumbre, presentan un aspecto atrayente...
 Las chimeneas de mis vecinos, como la mía, se afanan sacando a destajo humo y mirando esas casas de lejos una no puede dejar de imaginar quién las habitará y que seguramente, como en todos los hogares casi de Madrid, habrá alguien frotándose las manos al entrar en ellas y vendrá diciendo "Hace un frío que pela!!!" y se acercará a la lumbre como lo estoy yo sentada ahora a una mesa camilla escribiendo esta entrada para vosotros mientras se oye a mi espalda la leña crujir envuelta en llamas.

El pueblo, algo más abajo de dónde yo vivo se ve precioso enmarcado por algunas montañas con nombre propio, "La Almenara" (1259 m. de altitud) y el "El Almojón" que son las últimas estribaciones de la Sierra de Guadarrama. Toda la Sierra Oeste de Madrid hoy estaba que se salía de bonita. Venir en autobús desde mi trabajo ha sido maravilloso. El conductor cauteloso nos llevaba despacito para no patinar...Lentamente, hasta llegar arriba, al Puerto de la Cruz verde y ver desde lo alto, a lo lejos, Madrid con sus cuatro Torres tan chiquitas y en primer término un mar de pinos, enebros y encinas bañadas de blanco!!!
Qué preciosa está hoy la madera de mi vieja y casi decrépita higuera!!! Sus manchas ocres de depósitos de hongos que se han tomado su tiempo para colorearla están algo ocultos hoy bajo el blanco de la nieve.
 Y los rododendros vencen sus hojas coriáceas bajo el peso de los pequeños montículos que se han ido acumulando sobre cada una de ellas.
Wedding Day resulta irreconocible lleno de carámbanos!! Sobre la piedra llena de musgo a sus espaldas resulta una mezcla de materiales que me parecen hermosísimos.
Musgo, líquenes, carambanos, piedras, nieve... uffffff qué mezcla!! Me recuerda una pintura abstracta si la mirara muy de cerca y quisiera perder el contexto en el que se enmarca



Viendo lo que está cayendo mientras escribo estas líneas mañana habrán desaparecido las piedras que forman las zonas aterrazadas de  mi jardín y en mi camino hacia el garaje, temprano, mis botas dibujarán su impronta sobre la capa gruesa de nieve mullida ...Mañana, durante mi jornada laboral, no veré la hora de regresar a mi casa y a mi jardín para poder seguir mirándolo, remirándolo...y volveré a pasearme con los dedos atenazados de frío haciendo fotografías como si atesorara imágenes que no quisiera que se fueran pero que en el fondo no me importa demasiado que desaparezcan porque todas, las de todos los momentos me parecen llenas de hermosura...Porque al gélido invierno le seguirá la tierna y virgen primavera, mi jardín será un nuevo lienzo y los pinceles de la naturaleza no se untarán de pintura blanca como hoy, mojarán sobre verdes vejiga, amarillos de Nápoles y azules cerúleos.. Y yo me volveré a emocionar como hoy!! :-) 



5 comentarios:

  1. jajaja Como disfrutas.. no me extraña, qué guapo está todo.. estoy contigo con las heucheras..son increibles. Aquí no hace ni la mitad de frío, y eso que estos días se las trae, pero la nieve solo llegó en forma de granizo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Margó!! Qué cierto es que disfruto. Cómo no hacerlo ante la belleza y hay tanta!! En todos, en todos los jardines hay miles de cosas hermosas que mirar...solo hay que tener los ojos para abrirlos bien y la piel para que se te erice jajjajaj :P Me gusta tenerte algún ratito en este jardín. Gracias, Margó por venir a verme!!

      Eliminar
  2. Qué frío, María, por aquí no nieva pero no se puede salir a la calle. Tus fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es morir.... tengo las puntas de los dedos..que has me duelen pero no puedo evitar entrar y salir de casa. Entro y me digo: ya está, ya no vuelvo a salir, menudo tiempo hace. Para casa! Pero miro por las ventanas y veo una las ramas del Prunus Cerasifera a trozos blancas....y el contraste de la blancura con las ramas de los Cornejos...y...ajjajaj no puedo evitarlo, salgo y me voy a verlos de cerca11 De esta no salgo sin un buen resfriado!!

      Eliminar
  3. Que foto más bonitas, tu jardín es precioso.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido