sábado, 17 de enero de 2015

David Austin Roses Garden en Albrighton, Inglaterra: El garden center, el salón de té y la tienda

Está lloviendo y no se puede jardinear así que toca quedarse en casita al lado de la chimenea con un cafelito calentito entre las manos. Tampoco está mal!! Aprovechando estos ratos de tranquilidad, en un repaso a mis fotografías he vuelto sobre las que tomé en el verano de hace dos años interesados en conocer de cerca los rosales ingleses de David Austin y su famosa rosaleda en Albrighton (Inglaterra).

Estoy segura que un vistazo a las zonas anejas a la propia rosaleda os va a encantar. Desgraciadamente en España tenemos pocos viveros o centro de ventas de plantas que se parezcan a éste. 


Las cosas poco a poco van cambiando según aumenta la afición a la jardinería pero aún queda mucho camino por hacer y en parte este es un asunto que podría decirse que es la pescadilla que se muerde la cola: los centro de venta de plantas no ofrecen del modo y en la variedad que lo hacen en otros países como Inglaterra porque dicen que no es rentable por la falta de demanda de los clientes pero es que en el fondo esto provoca que no se produzca el aumento de esta demanda en los clientes. 
He hablado con muchos encargados de viveros en Madrid y todos me comentan de forma parecida: No hay muchos clientes realmente interesados en la jardinería. La gente llega al inicio de la primavera, cuando ya se ha pasado el tiempo de las heladas y carga con petunias, tagetes y geranios... quieren un acondicionamiento rápido y efectivo de sus jardines. Me comentan que muchas veces se animan a traer especies que no son las habituales pero que muchas de ellas se quedan ahí durmiendo deteriorándose en contenedores.
La semana anterior, sin ir más lejos me decía una chica encargada de uno de ellos que solo tenía que mirar la afluencia que hay en estos centros en otoño, casi nula. Teniendo en cuenta que el otoño es la mejor época para plantar arbustos y árboles...entiendo su desolación cuando charlaba conmigo. Me decía que a pocos clientes les podía hablar de caducifolias, que la gente lo que quería era plantas que no desaparecieran en invierno y que requirieran pocos cuidados. 
Sí, las perennifolias son necesarias, evidentemente pero un jardín sin caducifolias es un jardín sin estaciones dónde el paso de los meses no se aprecia. Es tanto lo que uno se pierde sin ellas...sus tonos, sus texturas, sus frutos colgando como pequeños obsequios para la fauna. Incluso la nieve sobre sus ramas desnudas son hermosas!!
En fin, esperemos tiempos mejores para estos centros que en España y debido a la dichosas crisis, algunos de ellos lo están pasando francamente mal.
Volvamos al centro de David Austin en Albrighton. Dedicaré un par de entradas especiales para su rosaleda dónde pueden admirarse las preciosas rosas inglesas de David Austin divididas en jardines con bonitos nombres: El Jardin Largo, el Jardín Victoriano y el jardín del Renacimiento por una parte, de la otra: El Jardín del León, Las Especies y El Patio
Pero ésta quería dedicarla a enseñaros tres zonas bien diferenciadas dentro de su centro. Cuenta con un salón de té muy coqueto dónde se puede hacer una parada y descansar tomándose un clásico té inglés acompañado de algo de repostería estupenda en una maravillosa vajilla decorada de forma deliciosa.

Todo está pensado para hacer agradable la visita del cliente. Sin ánimo peyorativo, si no todo lo contrario, admirándoles, pienso que esta gente sabe cómo hacer las cosas para que resulte rentable su negocio!! Lo han montado de tal forma que puedes pasar el día completo dentro del recinto sin tener que salir de él ni siquiera para comer. Me encantó el salón de té y como recorrer la rosaleda es realmente cansado, resulta un lugar estupendo dónde hacer un descanso y echarle un vistazo a su catálogo por ejemplo o simplemente mirar, observar...

Había tanta "señora" con un aspecto que se ceñía al prototipo que yo tengo de "típica inglesa aficionada a la jardinería"!! jajaja NO me costaba nada imaginármelas en su jardín, pamela en la cabeza, con cestilla de miembre cortando sus rosas...Me hacía gracia y en cierto modo me encontraba un poquito como pez fuera del agua pero encantada, realmente encantada de la vida...Cómo disfruté!! No solo comprando, que también, claro...si no mirando, observando los detalles y viendo en vivo y en directo tanta rosa de las que llevaba años oyendo hablar de ellas o viendo sus fotografías en foros, páginas de Internet...Ni siquiera me importaba nada que el día estuviera algo fresco y lluvioso. Estábamos en Inglaterra, así que no podía esperarse demasiado calor ni sequedad. Gorro sobre la cabeza y problema resuelto!!


Cuidan todos los detalles. Pequeños floreritos con rosas frescas. Qué lujazo!! Me fijé en que las cambian a menudo, tan pronto como comienzan a languidecer...todo un detalle. Verdad? Además, ofrecen un estupendo menú a un precio bastante razonable y ya que estábamos allí no nos apeteció salir a comer fuera, así que tomamos nuestra comida de mediodía en este salón. Más tarde que la mayoría de clientes, todo sea dicho de paso, que por poco nos quedamos ya sin poder comer!!


También cuentan con una tienda en la que ofrecen objetos de decoración tanto para la casa como para el jardín y que se me antojaron preciosos.

Está claro que el modo de mostrar su artículos es importante para ellos y que cuidan la decoración del local con exquisito gusto. Como veis podemos encontrar en estas preciosas estanterías desde vajillas con decoraciones florales, servilletas, objetos de adornos para el jardín...cubremacetas, pequeñas casitas para anidar, un sinfín de cosas realmente bonitas.









Tienen incluso una zona dedicada a libros con unos comodísimos sofás dónde poder echarles un vistazo antes de decidirte a comprarlos. 
Una lástima que no encontrara ni uno solo en español. Bueno, quizás la lástima es que yo no sepa idiomas ajajjaja
Y por último el centro de ventas. Un gran porcentaje de las rosas que podemos admirar en los distintos jardines de la rosaleda podemos adquirirlas en contedor aquí.


Han pensado en todos los detalles!! Ofrecen al cliente una especie de pequeños planitos dónde se ubican las distintas variedades indicando el número de mesa en dónde están. Lo cierto es que es realmente fácil dar con cualquiera que te interese. 

Por supuesto si tienes dudas el personal está a tu disposición para ofrecerte cuántas explicaciones y consejos pidas. Me parecieron tan amables y tan educados!! Un gusto comprar aquí. De verdad!! saben exponer las plantas para tentarnos!! jejeje 


El único pequeño problema es traerte los rosales que compras para España. No puedes traerlos en el avión así que si no haces la visita en tu propio automóvil debes encargar que te los envíen a tu domicilio. Bueno, es cierto que pagas más que cuando solicitas estos rosales a través de alguna página web pero tener la posibilidad de adquirirlos en contenedor una vez pasada ya la temporada de plantar a raíz desnuda es un lujo...
También tienen una zona dedicada a vivaces y alguna que otra trepadora. No tiene una gran variedad de ellas pero se puede encontrar plantas que combinan estupendamente bien con las rosas de David Austin.





El estado de las plantas es...no hace falta palabras. Se ve en las fotografías. Está todo cuidado, ordenado, con espacios suficientes para moverte con comodidad entre los pasillos. Cuánto me gustaría encontrar aquí en Madrid más centros que se parezcan a éste!! 




6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerde contigo, aquí pasa lo mismo en los viveros.. y alguna vez me dijo alguno que tienen pedido ciertas cosas diferentes que luego tuvieros que quedarse porque no las vendían.. tenemos mucho que aprender y como tu dices eso es poco a poco, hasta que eso no ocurra no abriremos nuestros gustos.. y nuestra manera de "jardienar".
    Qué suerte haber estado en ese jardín.. es para perderse, me podría pasar el día entero como tu dices...
    un abrazo y ánimo con tu jardín que veo que va viento en popa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena. Nada contribuye a que aumente el número de aficionados a la jardinería. Ni los viveros tienen la variedad, ni el personal con la preparación necesaria para ofrecer muchas veces la información correcta... ni hay mucha bibliografía en español...Mi esperanza está en los foros, los grupos de Facebook...Yo he aprendido tanto y me han ayudando tanto mis amigos jardineros de internet. Siempre lo digo, que no sé cómo agradecer tanta ayuda como he recibido de todos. Internet yo creo que va a ayudar a difundir nuestra afición. A falta de libros a veces...está la gente generosa que se mueve en blogs, foros y demás...
      Gracias, Margot por tu visita y por tus palabras de aliento. ;)

      Eliminar
  2. Qué lujo, María. Un vivero precioso, parece el país de la reina de corazones de Alicia todo lleno de rosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Mónica. Tú lo has dicho: un lujo!! Y qué de acuerdo estoy contigo en lo de Alicia... algo así me sentía paseando entre aquellas mesas llenas de los rosales más hermosos que conozco :) Me los hubiera llevado todos...bueno, casi todos ajjajaja Cómo disfruté. No lo sabes bien!! Gracias por tus comentarios ;)

      Eliminar
  3. ¡Que estupendo reportaje! yo tampoco conocía tu blog, siempre es un placer conocer a gente apasionada por las plantas. La verdad es que muchas veces he querido visitar esta tienda de David Austin pero nunca he podido, así que ¡¡me alegro mucho de poder verla a través de tu blog!!
    Respecto a lo que dices de los viveros en Madrid...estoy totalmente de acuerdo en que es la pescadilla que se muerde la cola. Aunque cada vez voy viendo más variedad de planta, la oferta sigue siendo escasa comparado con lo que hay en otros países...y comparado con el amplio abanico de especies cultivables en Madrid. Yo suelo terminar algo frustrada y comprando alguna que otra planta por ebay o a viveros europeos...pero claro, sale algo más caro..pienso que tarde o temprano crecerá la afición a la jardinería, pero el problema es que hace falta que las casas tengan jardín...si no es difícil conseguir que la gente se enganche, a pesar de las terrazas. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Anda!! Qué alegría me das con tu visita Lisa :) Te comento lo que comentaba a Margot hace un momento. Fuera, la gente jardinera lo tiene mucho más fácil...desde libros asequibles que ayudan un montón, centros con variedades magníficas y abundantes....pero sobretodo tienen vecinos, familiares, amigos que, como ellos cultivan los jardines. Es verdad que tienen un clima que está a favor de las plantas, no como el mío en el que la falta de humedad condiciona mucho. Al menos para esta tendencia mía a poner acidófilas y todo aquello que no va bien a mi clima ajajja Pero también es verdad que existen infinidad de plantas que pueden adaptarse perfectametne a climatologías rigurosas.
    Nos falta cultura jardinera y eso es el tiempo el que ha de traerla. Gracias, Lisa de nuevo.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido