jueves, 25 de diciembre de 2014

Día de Navidad: El frío y la escarcha que lo cubre todo

Salgo al jardín y veo como la noche lo ha cubierto todo con un manto de escarcha. Me pregunto qué momento carece de belleza en el jardín y no hallo ni uno solo.
Todos me emocionan, todos me sorprenden...Qué suerte tenemos los jardineros de tener siempre razones para disfrutar de la belleza. La primavera porque me emociona con su virginidad y su pureza; el verano porque es la exuberancia...y el otoño? Ay!! El otoño...No hay estación más hermosa para mí!! Pero es que en el invierno, hasta las ramas desnudas de los árboles y arbustos me parecen tan hermosas....Qué se puede decir incluso de las hojas caídas de los lilos? Acaso son más bonitas en primavera que hoy? Yo diría que no!!


 El geranium sanguineum aún con sus colores otoñales hoy está espectacular con esa capa que parece la de un pastel espolvoreado de azúcar glas..


Las hojitas de Campanula Muralis perfiladas con un hilo blanco de hielo..
Golden Celebration al que tanto hice sufrir cuando lo trasplanté apenas sin raíces no quiere dormir y sigue diciéndome que está aquí ofreciéndome todavía bastantes capullos que ni siquiera espero que lleguen abrir pero que tienen suficiente belleza rodeados como están de este manto blanco para no precisar la exuberancia de una rosa plena y abierta.
Las hojas acorazonadas y chiquitas de Campanula Sarastro con sus verdes musgo se me antojan encantadoras hoy!!
Y James Galway, el rosal que produce rosas como helados de fresa y nata...
Las piedras que borden las terrazas del jardín delantero y a las que les ha costado tantos años llenarse de esa pátina que da el tiempo siempre resultan preciosas, en cualquier momento del año. Desde el otoño resplandecen con su musgo vivo y lleno de mil tonos de verde y hoy parecen salpicadas de pequeñas esponjas empapadas de blanco lechoso.

Los troncos desnudos de los árboles resaltan la verticalidad y desde este punto en el que tomo la fotografía parecen enmarcar al Prunus Cerasifera Pissardii que aún conserva sus hojas. Unas hojas que a estar tan altas brillan  enseguida bajo  los rayos del sol mientras el resto de esta parte del jardín permanece en sombra.

Todo hoy en mi jardín me hace estremecer. El frío por fuera, la belleza inspiradora por dentro. Ojalá nunca pierda la capacidad de la emoción...
Feliz Navidad a todos!!