lunes, 10 de noviembre de 2014

Algunas anomalías y problemas en las rosas: Proliferación (Filodia) y apelotonamiento (balling) o encapsulado de los capullos

He estado revisando las fotografías que tras el desastre de hace unos meses en mi ordenador, me quedan de las floraciones de mis rosales este verano y las que he tomado durante este otoño y se me ha ocurrido que quizás pudiera ser de interés tratar también no solo de la belleza que casi siempre tienen estas hermosas flores si no de algunos... no sabría exactamente como calificarlos: quizás podemos hablar de mutaciones, problemas, anomalías o malformaciones que pueden presentar.

La primera "anomalía" que se me ocurre mostrar sería lo que se llama "Proliferación" o "Filodia". No se produce con demasiada frecuencia y no solo es algo que afecte a las rosas, parece ser que alguna otra planta también se ve afectada por este fenómeno. 
Puede decirse que es una flor que surge dentro de otra flor abierta. pero no siempre es exactamente así. A veces algunas partes de la rosa, en su centro, se reemplazan por en una especie de hojas. Esto describiría mejor mi fotografía. Viendo la imagen que pongo a continuación se entenderá claramente lo que trato de explicar.
He consultado esta anomalía en internet así como en los manuales que tengo en casa y en todos dice prácticamente lo mismo sobre este fenómeno: Habla de distintas causas y también de que hay rosales más propensos a este fenómeno. Aclaremos que no todas las rosas que produce el rosal en un momento concreto presentan esta malformación y tampoco se produce en todas las floraciones.
Por ejemplo, en el caso de mi William Shakesperare 2000 las rosas de primavera y verano han sido absolutamente normales, produciéndose en la floración de otoño unas cuantas con estos síntomas.

He cortado uno de los tallos que tenía una rosa así y de una de las yemas situadas más abajo brotó a continuación una rosa absolutamente normal. Las otras dos o tres rosas que ha dado así las he dejado madurar con normalidad sin cortarlas porque no es que me parezcan especialmente hermosas pero no me molestaban en la planta.
Como causas posibles para este fenómenos las distintas fuentes mencionan varias aunque en todas reconocen que nadie sabe a ciencia cierta cual es el origen de este problema. Se barajan muchas y de muy distinta índole..
  • Mutaciones genéticas aleatoria
  • Heladas tardías
  • Causas víricas
  • Elevadas temperaturas mientras se forma el capullo
  • Uso de fertilizantes con demasiado nitrógeno
  • Causas genéticas

En todo caso parece ser que suele producirse en las primeras floraciones. Por el contrario, en mi caso, la floración de primavera , e incluso las flores que produjo en verano este William Shakesperare 2000 fueron absolutamente normales. Ha sido en las rosas que han brotado este otoño cuando he observado en unas pocas este fenómeno.

En segundo lugar debería hablar de un problema más que de una anomalía, es el "apelotonamiento" (encapsulado) de los capullos, el llamado "balling" en inglés. Se trata de unos capullos normalmente formados pero que no llegan a abrirse. Es un problema que se produce siempre en rosas muy llenas, con muchos pétalos.

Se produce con los cambios bruscos de tiempo. Cuando el tiempo es húmedo o lluvioso los pétalos de los capullos se saturan de humedad y en concreto los externos se deterioran y ablanda, tornándose inicialmente viscosos, si luego, los rayos de sol inciden de forma muy fuerte sobre ellos, se tornan rígidos y amarronados y crujientes, casi como papel de fumar, convirtiéndose en una verdadera "coraza" para los pétalos internos e impidiendo que el capullo llegue a abrirse porque no puede romper la capa externa endurecida.

El apelotonamiento  es difícil de impedir como no sea evitando las circunstancias que lo favorecen, por ejemplo, sabemos que no es aconsejable regar los rosales por arriba mojando su vegetación si no solo el sustrato que rodea la base,. De otra parte este fenómeno se ve favorecido cuando el rosal no tiene suficiente aireación de manera que una poda adecuada tendente a la ventilación del arbuto y la distancia adecuada de plantación son dos factores a tener también en cuenta. Es más probable que la humedad de los pétalos se evapore si el rosal tiene el espacio suficiente a su alrededor.
De todos modos creo también que hay rosales más propensos a este transtorno. Lo he observado especialmente en un par de rosales que he cultivado: Eric Tabarly y Jude the Obcure, ambos rosales, como sabéis con rosas muy llenas, de muchos pétalos. No se ha producido en ninguno de los rosales que yo he cultivado que tuviera rosas semidobles o simples. En cambio en estos dos rosales temporada tras temporada he visto aparecer el problema alguna vez.
Se aconseja eliminar los capullos con este problema ya que es muy frecuente que al cabo de unos días de permanecer encapsulado acaban por pudrirse y no favorece al rosal en absoluto el moho que se forma en ellos.
Quisiera mencionar a título de curiosidad que en alguna ocasión, cuando se producía en solo unos pocos capullos, tan pronto  he visto los primeros síntomas de que iban amarronándose  los pétalos externos, he intentado, con sumo cuidado eliminar estos pétalos externos sin dañar los que estaban debajo y posteriormente la rosa ha abierto con toda normalidad. Esto lo he hecho en Jude the Obscure porque ya conocía el comportamiento del rosal y ya digo, no he dejado que fuera a más, al primer síntoma he hecho lo que acabo de comentar. No sé qué ocurriría si se hiciera en capullos que ya están totalmente amarronados por fuera.
Evidentemente cuando se produce en muchos capullos a la vez es una tarea pesada y difícil de realizar.

Por último quisiera mostrar algo que no sabría encuadrar exactamente, no sé si se trata de una anomalía, de una malformación o simplemente es algo que se produce fortuitamente. En todo caso no he observado nunca en ninguna de mis rosas esta clase de sépalos que prácticamente parecen hojas. Se trata de un capullo de Golden Celebration. Ha florecido con completa normalidad durante el verano y estos días se formó este capullo. Bueno, en realidad son dos en el mismo rosal con idénticas características. 

Este rosal lo traje del otro jardín y sufrió bastante en el trasplante. Ha tardado en recuperarse pero por fin este verano ha llegado a echar alguna rosa y este otoño también ha seguido floreciendo aunque escasamente. No sé si estas circunstancias tienen alguna relación con lo que se ha producido.
He buscado información sobre este tema pero no he encontrado absolutamente nada. Ni en libros, ni en internet ni en las personas que cultivan rosas a las que he preguntado.
Incluso me he puesto en contacto a través de correo electrónico con David Austin Roses (ya que Golden Celebration es creación de este gran cultivador)  enviándoles esta fotografía y preguntándoles si sabían la razón por la que se produce este fenómeno y también si recibía un nombre. La respuesta ha sido que pudiera producirse por las mismas causas que la proliferación pero sin asegurar nada. Tampoco han sabido decirme el nombre.
Así que dejo la fotografía como curiosidad pero siento no poder ofrecer información alguna al respecto. Agradecería si alguien tiene información sobre esta curiosa forma de producirse los capullos me la hiciera saber así como el nombre de fenómeno.
Es posible incluso que sea más frecuente de lo que yo pudiera pensar, la cuestión es que yo no lo había apreciado en rosal alguno hasta ahora y por eso me ha llamado poderosamente la atención.