domingo, 9 de marzo de 2014

Nutriendo el suelo del jardín y comenzando a plantar

Ha resultado un fin de semana agotador pero gratificante. Qué gusto da ir viendo algún avance en el trabajo!! Sobretodo me ha encantado aportar estiércol a la tierra.. verlo sobre ella, formando montones...me ha hecho sentir muy bien. Después de un trabajo tan duro y agotador, éste es de los que no representan tanto esfuerzo y te gusta hacerlo.
También ha sido variado. Os cuento:
Antes de empezar a echar carretillas de estiércol maduro sobre el terreno ya limpio plantamos un rosal Golden Celebration que habíamos desplantado hacía unos días, un Ceanothus y una Lagerstroemia indica. Así no pisaríamos el suelo una vez nutrido y removida la tierra.
El asunto de cavar el hoyo para plantar el rosal iba viento en popa toda vela...hasta que vimos asomar en el fondo del hueco algo duro...Se confirmó: una horrible y gordísima raíz de las arizónicas del vecino!! Dios! Qué trabajo costó sacarla del suelo!! Pero no la íbamos a dejar ahí, tocando las raíces de mi precioso rosal ajaja
Ahí la tenéis, el grosor de mi antebrazo.
De verdad, creo que las arizónicas deberían estar prohibidas. Son invasivas y lo malo no es que invadan el terreno del dueño de tan odiosas plantas, lo malo es que invaden el de los vecinos que no tenemos culpa de nada. En fin, costó trabajo pero se eliminó. Y por fin el rosal quedó plantadito en su su sitio. Espero que tanto esfuerzo lo tenga en cuenta mi Golden Celebration  y la temporada que viene me premie con alguna hermosa rosa de las suyas.

También plantamos la Lagerstroemia indica que nos habíamos traído del jardín pequeño y que llevaba unos días en un contenedor. En este caso ningún problema, ni raíces, ni pedruscos...Hicimos el hoyo bien amplio para que las raíces puedan crecer en tierra rica un buen espacio más allá del que ocupan ahora. Lo llenamos de buena tierra enriquecida y estiércol maduro, espolvoreamos potenciador de raíces...Practicamos con el mango de la pala unos agujeros alrededor del perímetro del cepellón para que luego el agua entrara mejor
y a regar!!! A ver si hay suerte y no se ve afectada demasiado por el trasplante. Es tan hermosa... :)
Lo último que plantamos fue el Ceanothus que también nos trajimos del otro jardín. Había pensado ponerlo para que creciera cubriendo parte de la fachada oeste de la casa. Pero en esa zona lo mismo hacemos algo de obra y no he querido tenerlo hasta que se terminen en un contenedor. He preferido plantarlo para guiarlo como arbolito y luego, si me decido a tener uno en la fachada, ya compraré uno esta temporada.

Una vez plantado lo que teníamos pendiente nos pusimos manos a la obra en el asunto de nutrir el suelo. Fuimos llevando carretillas de estiércol maduro desde las sacas a la zona aterrazada que teníamos ya limpia de piedras y raíces y cavada bien en profundidad.
Haciendo caso de los consejos de mi amiga Pilar Bueno, hemos echado una buena capa, de unos 5 cm aproximadamente. Luego lo hemos repartido bien sobre el terreno y por último lo hemos mezclado bien con la tierra pero sin hundir el estiércol demasiado abajo.

y luego hemos alisado con el rastrillo el terreno, aprovechano para eliminar alguna piedrecilla que hemos ido encontrando. Aquí podéis ver el color de la tierra del arriate izquierdo una vez terminada de trabajar. Da gusto verla así de limpita. Verdad? La zona dónde está el banco tiene menos aportación de estiércol porque alrededor de él no tengo pensado hacer plantaciones. Mi idea es cubrir un poco con piedra directamente sobre tierra para que pueda crecer alguna planta entre ellas. Podría ser Dichondra repens, ya veremos.
Entre trabajo y trabajo no podía perderme el observar como la primavera está casi llamando a la puerta. Las mimosas ya lo veis, a puntito!!!
Y el almendro cuajadito de capullos al borde de reventar. Alguno, muy pocos, ya lo han hecho...No tenía muchas esperanzas con él. En su día, justo al otro lado del camino dónde está se plantó otro que hemos tenido que retirar este invierno porque estaba prácticamente muerto. Creí que éste se habría contagiado pero...bueno, a tenor de la cantidad de capullos que tiene parece que no. De todos modos no quiero cantar victoria, habrá que esperar a ver cómo brotan las hojas esta primavera. Eso sí, tendré que hacerle una limpieza de ramillas muertas y plantearme quizás una poda.
El durillo...cargadito de flores!! Este arbusto es enorme, como de unos dos metros de alto. Es una lástima dónde está ubicado que es en el pasillo norte de la casa pero en el arriate que quiero eliminar para dejar todo el terreno al mismo nivel. No sé cómo haré para cambiarlo de lugar!! Ya veremos. Pediré consejo a mis amigos jardineros y seguro que ellos me aconsejarán bien.
Pero el trabajo duro tenía que continuar así que nos pusimos manos a la obra con el camino que baja bordeando la terraza sur de la casa hacia la zona baja de la parcela. Ahí, como es una zona de bastante sombra al haber un par de enormes enebros, quiero aprovecharla para llenarla de hortensias, calas, camelias, hostas...en fin, plantas acidófilas y que no requieren mucho sol.
Si duro y cansado fue limpiar la zona de las terrazas, este camino ha sido, está siendo (porque no logramos terminarlo) mucho ´más duro. En su día, hace más de treinta años, se plantó una mimosa que se trajo de Galicia, creció muchísimo pero desafortunadamente, como comenté en otra entrada, el viento o la edad o ...vete tú a saber qué, la cosa es que no hace mucho, una mañana al levantarlos la encontramos tirada en el suelo.
Parece increíble lo difícil que ha resultado ir limpiando esta zona. Las raíces han formado una especie de capa toda extendida en este área, como de unos 20 cm de grosor...todo compacto. Horriblemente dificil de extraer!! Y agotador!! Para que alguién pueda hacerse una idea hemos sacado unos 12 contenedores llenos de raíces de esta zona que aún no hemos terminado, así que sacaremos aún más. Y la de pedruscos que había en esta zona, madre del amor hermoso!! A carretillas hemos sacado de ahí.
Desde primera hora de la mañana hemos ido quemando restos de podas de arbustos viejos o muertos que hemos eliminado. Por supuesto que habiendo solicitado previamente el permiso reglamentario al Ayuntamiento y habiéndolo comunicado.
Las cenizas, una vez frías las he ido cribando y pienso incorporarlas al suelo de algunas zonas del jardín dónde sea preciso subir el Ph del terreno. Por cierto, no he podido resistirme a hacer una fotografía de las cribas...me parecen tan bonitas!! Estas en concreto tienen muchos, muchos años..me parecen tan artesanas...
No es conveniente incorporar en exceso pero con la cantidad que saldrá de la quema no habrá peligro de pasarme. Con la base del tronco de la mimosa que cayó creo que puede usarse como asiento. No sé dónde lo ubicaré...en algún rinconcillo tranquilo. Un buen sitio dónde sentarse a fumar un cigarrito. Lo he probado y, la verdad, resulta cómodo11 jejeje
Quería mostraros un par de ánforas antiguas que tengo en el jardín. Está claro que tengo que utilizarlas, pero no tengo decidido de qué manera. Así que si a alguien se le ocurre alguna idea será bienvenida!!
Tengo una zona con unos lirios viejísimos, resecos y plagados de hojas muertas. Casi no tienen fuerza para crecer. Lo mejor en estos casos es desplantrarlos, eliminarles la tierra de las raíces y replantar únicamente las raíces sanas y fuertes. Y en eso he aprovechando el último rato libre antes de venirnos a casa el domingo, He ido repartiendo los trozos de raíces en varias zonas.
Estas plantas no quieren lugares demasiado abonados, no obstante como la tierra es tan pobre, he esparcido un poquito de estiércol y he cavado la zona.
Como es una planta que crece en lugares dónde no lo hacen otras los he puesto cerca de grandes rocas. Lugares dónde es difícil que otras plantas hagan raíces hacia abajo y también difíciles de trabajar la tierra. Una vez limpios he cortado la parte superior de las hojas porque están secas y también para eliminar parte aérea que las raíces recién plantadas tengan dificultad en mantener vivas con sus reservas.




Esta temporada probablemente no florezcan pero seguro lo harán la próxima primavera. Ahora ya sanos y en tierra renovada. Qué coloraciones tan especiales tienen los lirios azules...me encantan!! no he visto nunca en flor estos míos, espero que sean azules..