lunes, 24 de febrero de 2014

Cómo plantar un rosal a raíz desnuda

Hice mi pedido a Tuincentrum Lottum. Me parece un vivero digno de confianza. He hecho varios pedidos y siempre han venido en buenas condiciones, por no mencionar un tema que no es baladí, el precio!! Magnífico!! Por si a alguien le interesa, su página web es ésta: 
Lo primero que tenemos que hacer cuando llegan a casa es abrir la caja que los contiene lo antes posible para comprobar el estado de los rosales y ver si se ciñe a nuestro pedido. Si hubiera algún error o vinieran en malas condiciones, es mejor comunicárselo al vivero prontito, así tendrán oportunidad de solventar el problema.


En mi caso venían bien envueltos, hidratados, en perfectas condiciones.
Los metemos en un cubo con agua templada y los dejamos en él hasta que los plantemos al día siguiente. Os puedo decir que quizás no es ortodoxo tenerlos más de un día en agua pero también os digo que yo los he tenido dos y tres días y no les ha pasado absolutamente nada. 
Si la plantación, por el motivo que sea, se tiene que ver retrasada más días los pondremos en el jardín tumbados sobre sustrato y con una buena capa encima para cubrirlos bien hasta más arriba del punto de injerto. Procuraremos que sea un lugar algo resguardado, a salvo de heladas. Hay que tener en cuenta que en este momento aún no han aumentado las temperaturas y por tanto es el momento idóneo de plantar a raíz desnuda. La actividad vegetativa está parada así que no sufrirán por estar unos días de esta manera hasta que tengamos el tiempo de plantarlos. 
Por fin llega el día!! Este fin de semana hacía bueno, han sido dos días frescos pero no con heladas lo cual era lo ideal. 
Unos días antes me di una vuelta por los viveros de la zona y encontré un estiércol bien maduro de una calidad excepcional!! Así que aunque era un poquillo más caro no me lo pensé, encargué unos metros cúbicos porque teniendo en cuenta que estoy comenzando el jardín lo voy a necesitar. También encargué un metro cúbico de una estupenda tierra enriquecida. Las dos cosas me las trajeron la tarde anterior así que...De manera que tenía los materiales listos y los rosales en remojo desde la noche anterior a plantarlos así que solo faltaba ponerse al tajo!!
Me encanta plantar rosales!! Bueno, rosales y cualquier otra planta. Pongo todo el empeño en hacerlo lo mejor que puedo. Sé que el desarrollo del rosal en buena parte viene determinado por cómo lo plante así que no escatimo ni esfuerzo ni materiales ni productos... Merece la pena que la historia de estos rosales en nuestro jardín comience con buen pie. Así que vamos a ponernos manos a la obra. 
He ido haciendo fotografías a todo el proceso para que podáis acopañarme durante todo el trabajo. 
Esta será la primera plantación que hago en mi jardín. Se trata de un rosal precioso, un "Abraham Darby" (Auscot) cultivado por David Austin en 1985. Se trata de una rosa cuarteada, en forma de copa, muy llena con muchos pétalos en tonos melocotón mezclado con distintos tonos de rosa. De aroma intenso y que florece abundantemente (ya os contaré qué tal se porta en mi jardín). Puede cultivarse como trepador corto o como arbustivo. En mi caso, por la ubicación que le he dado preferiría que creciera como arbusto pero ya veremos "los caprichos" que en este sentido tiene el rosal.
EL HOYO: Hubiera sido preferible tener el hoyo listo desde hace unos días para que la tierra se oreara pero yo no he tenido la oportunidad de hacerlo porque hasta este fin de semana no he estado en el jardín así que bien temprano me he puesto a la labor. Lo primero, hacer un buen hoyo. Las dimensiones aproximadamente serían de unos 50 cm de profundo por otros 50 centímetros de ancho. A veces con un poco menos es suficiente. Lo importante es que las raíces del rosal quepan holgadamente, sin apretujamientos... 
Yo suelo regar un poco el fondo del hoyo por dos motivos. Uno para cerciorarme de que el drenaje es correcto y de otra parte porque así está bien húmeda la tierra que rodea el hoyo del rosal lo cual creo que favorece el tema.
¿QUE NECESITAMOS?: Mientras el agua es absorbida por la tierra preparo todo lo que voy a precisar. A saber:

  • Pala para excavar el hoyo
  • Tierra enriquecida. Puede ser especial para rosales. Yo uno la habitual para cualquier otra planta.
  • Estiércol bien maduro. Esto es importantísimo. Jamás pondremos un estiércol que esté fresco ya que habría peligro de que se nos quemaran las raíces. Ojo con este tema!!
  • Humus de lombriz
  • El rosal... por supuesto!!! jajaja
  • Estimulador de raíces para favorecer el enraizamiento. Yo uso de la marca "Agrosil" pero podéis usar otra de vuestra confianza. 
  • Podadoras en perfectas condiciones (limpias y que corte muy bien)
  • Unos buenos guantes (Tenemos que manipular estiércol, estimulador de raíces, tierra...y es conveniente salvaguardarnos las manos)
  • Agua!!!
  • Un palito, vara o el mismo mango de la pala para ayudarnos a saber el "nivel" de plantación.
PREPARACIÓN DEL ROSAL. Los rosales suelen venir con raíces excesivamente largas y algunas muy débiles o enredadas.
Antes de plantar el rosal es el momento de eliminar cualquier ramita rota que veamos así como ramas secas o excesivamente débiles. Es preferible cortarlas un poco procurando hacerlo sobre una yema que crezca hacia fuera del rosal. Ya sabemos que cuando cortamos una rama la yema que más se desarrolla es la más próxima al corte así que esto es importante para configurar las primeras ramas que brotarán de nuestros rosales y que desde el principio tengamos un rosal bien formado. Pensemos que el rosal debe de tener posibilidad de que el aire circule entre sus ramas así que eliminaremos las que crezcan cruzadas o hacia dentro.
Los vemos muy chiquitos cuando llegan y parece que nos da un poco de pena cortarlos aún más pero no hay que tener miedo. En breve las temperaturas aumentarán y pronto nuestros rosales comenzarán a brotar con fuerza. No dependerá su desarrollo de 3 o 4 cm que podamos acortar sus ramas ahora.
Haremos igual con las raíces. Es conveniente cortarlas un poco, algo así como una cuarta parte aproximadamente. Este corte estimulará que crezcan más y más fuertes.
Ya tenemos listo nuestro rosal para ser plantado.
EL ESTIMULADOR DE RAÍCES. Como hemos tenido el rosal en remojo en agua desde la noche anterior estará húmedo. Tomaremos un puñado de estimulador de raíces y espolvorearemos por todas partes las raíces hasta el punto de injerto. 
PRIMERA CAPA DE HUMUS DE LOMBRIZ + TIERRA ENRIQUECIDA. En el fondo del hoyo pongo dos o tres puñados de humus de lombriz y lo mezclo bien con un poco de tierra enriquecida y riego un poquito. 
Compruebo que las raíces del rosal tocan esta capa que acabo de poner poniendo el rosal con el punto de injerto un poquito más abajo que el nivel del suelo del jardín. Para ello me ayudo de un palito que sitúo cruzando el hoyo apoyándose en ambos extremos en el suelo del jardín.
UN PUÑADITO DE ESTIMULADOR SOBRE LA PRIMERA CAPA. Me gusta echarle un poquito, no mucho estimulador de raíces también a la primera capa de humus + tierra enriquecida. No solamente a las raíces.
COLOCACIÓN DE LAS RAÍCES. Antes de comenzar a taparlas me cercioro de que las raíces están bien extendidas hacia fuera. No es conveniente dejar raíces enrolladas. De esta manera crecerán correctamente.
NIVEL DE PLANTACIÓN: 
Antes de proseguir quisiera comentar aquí un asunto: El nivel superior del sustrato una vez llenado el hoyo hay que procurar que quede unos centímetros por debajo del nivel del suelo del jardín, formando así fácilmente una especie de "alcorque". De esta manera el sustrato que rodea nuestro rosal al quedar ligeramente hundido podrá facilitar el riego porque el agua se retendrá en esa zona humedeciendo bien las raíces.

Dicen que lo ortodoxo es que el nivel del sustrato llegue justo al punto de injerto, pero a mi me gusta plantarlos de manera que le punto de injerto quede enterrado unos centímetros (pocos). Esto quizás es manía mía. No digo que no. Pero me han ido bien haciéndolo así. Ya sabéis, cada maestrillo tiene sus librillo como suele decirse :)
Fijaos en esta fotografía. El punto de injerto está justo a nivel de la vara con la que me he ayudado para saber la altura. Si dejara el rosal a esa altura el punto de injerto quedaría al nivel del suelo del jardín y no como hemos dicho, un poquito más abajo para facilitar el riego. Así que deberé presionar un poco hacia abajo antes de comenzar a llenar con tierra para que las raíces se hundan en la primera capa que hicimos de humus con tierra enriquecida y así el nivel del rosal bajará ligeramente y no tendremos que hacer un alcorque alrededor una vez tengamos el rosal plantado..

LLENADO DEL HOYO con TIERRA ENRIQUECIDA + ESTIÉRCOL BIEN MADURO. Cuando tenemos el rosal situado a la altura correcta, con sus raíces bien extendidas...deberemos de llenar el hoyo poco a poco con una mezcla de tierra enriquecida + estiércol bien maduro (bien fermentado).
Bien, sigamos con el llenado del hoyo. Yo hago la mezcla de ambos "ingredientes" (tierra enriquecida y estiércol bien fermentado) aparte, en la misma carretilla porque me resulta más cómodo que ir echando puñados de los uno y de lo otro en el hoyo y mezclar ambos dentro. Pero eso ya es cuestión de gustos....
Con una mano sostendremos el rosal para que no se mueva de la posición correcta en medio del hoyo presionando un poco hacia abajo para que  las raíces queden hundidas en la primera capa de humus + tierra enriquecida, e iremos echando la mezcla de tierra enriquecida más estiércol y apretando un poco para eliminar bolsas de aire que perjudicarían las raíces del rosal. Hay que ir llenando el hueco sin prisas, poco a poco. Echamos un poco de la mezcla y apretamos con las palmas de las manos o incluso con el pie (sin pasarnos...claro!! ajajajaj) Así hasta llegar al nivel del punto de injerto.
Comprimiremos bien la tierra para eliminar cualquier bolsa de aire y que quede bien adherida a las raíces.
Si vivimos en zonas dónde hay grandes heladas (no es el caso de mi jardín este año que está siendo un invierno totalmente suave) podemos cubrir con tierra la parte inferior del rosal, formando un montículo, así lo preservaremos de las bajas temperaturas. en mi caso ya digo que no está haciendo demasiado frío de manera que opto por dejarlo así. Además, al plantar el punto de injerto por debajo el suelo en unos centímetros, pienso que lo protejo de los cambios de temperatura tanto del verano como del invierno y desde luego queda más preservado frente a posibles fuertes heladas. Pero no preciso agregar una protección adicional para las ramas del rosal porque creo que en mi clima los rosales no lo precisan.

REGADO EN PROFUNDIDAD DEL ROSAL. Ahora nos tomamos nuestro tiempo para regar bien en profundidad la tierra que rodea el rosal que acabamos de plantar. No echaremos el agua de golpe, si no que lo haremos poco a poco, lentamente, para que la tierra la absorba bien.

Si al día siguiente, una vez el agua sea absorbida vemos que el nivel del sustrato, al haberse asentado, ha bajado ligeramente, no habrá problema en agregar algo más de sustrato hasta tener el nivel que nos guste.
Y ya tenemos nuestro rosal plantado!! Ahora un tema absolutamente importante: EL RIEGO. Durante los meses siguientes deberemos de controlar que jamás le falte agua. Regaremos, dependiendo de las temperaturas y del clima, claro, pero cuidando de que el sustrato nunca esté seco del todo. 
Hemos puesto todo el mimo posible en el plantado de nuestro rosal y seguro, seguro que esta primavera nos regalará algunas rosas hermosas y si no, tendremos paciencia con él. Tarde o temprano nos deleitaremos con ellas. No os impacientéis (uno cosa es predicar y otra dar trigo!! jajajja)

Esta imagen corresponde al catálogo de la página de David Austin Roses
http://www.davidaustinroses.com/american/Showrose.asp?Showr=1