viernes, 11 de abril de 2014

El frutal de floración más hermosa, Cydonia oblonga (Membrillero)

En mi jardín hay muchos arbolillos que por edad, falta de cuidados o cuidados inadecuados están en pésimas condiciones. Probablemente algunos mueran o deba eliminarlos. Este membrillero es uno de ellos. Tiene demasiados años y parece enfermo, brota precioso, florece...pero a las pocas semanas comienzan a aparecer en las hojas mil problemas... No sé si su estado va a permitir que este años los membrillos lleguen a madurar. De momento me siento feliz por haber podido disfrutar su preciosa floración.




Así están los frutitos, apenas comenzándose a formar...a ver si logramos hacer un poquito de compota :) este año
En octubre de 2011 nos premió con una cosecha abundante de frutos grandes y sanos... espero que aquellos no fueran los últimos frutos que podamos comer de él 


sábado, 5 de abril de 2014

Viburnum tinus (Durillo) Un arbusto precioso

Me está pasando con varios arbustos. Hasta que he tenido la oportunidad de tener un jardín de las dimensiones suficientes para plantarlos no me había fijado bien en ellos. Era como cuando uno va de compras y sabe que no va adquirir un artículo, sí, lo miras pero no con detalle.


Este mío está plantado en mi jardín desde hace...ni se sabe la de años!! Estaba en el jardín lateral que estoy remodelando completamente y me he visto obligada a trasladarlo en plena floración. 

Estaba temblando pensando en los resultados catastróficos que podría tener así que lo hicimos lo mejor que hemos podido. Le pedí al conductor de la miniexcavadora que vino a hacer la obra que metiera la pala y lo sacara con la mayor cantidad posible de cepellón.

En el hueco amplio y profundo que dejaron una vez extraídas de la tierra las raíces de un celindo reviejo, entre mi marido y el chico que nos viene a ayudar, sudando la gota gorda (porque pesaba de lo lindo y apenas podían moverlo poco a poco entre los dos..) lograron meterlo en el gran hueco que he rellenado con tierra vegetal enriquecida y algo de estiércol maduro. Por supuesto que estoy muy atenta a la hidratación y...bueno, las flores se han abierto pero claro, el traslado de sitio no ha permitido que duren demasiado. De hecho a las pocas horas de haberlo cambiado de sitio los racimos de flores estaban ya algo lacios...pero bueno, ha dado tiempo de disfrutar unos días de sus preciosas flores.
En las semanas siguientes ha decaído un poco pero tengo esperanzas de salvarlo y que al menos, si no esplendoroso, siga recuperándose y el año que viene, si llega a buen puerto, será una maravilla volverlo a ver en flor. Ojalá tenga suerte con él.


Las abejas vienen a cientos a él, tantas que estando cerca se oye claramente el zumbido. Incansables recolectan su néctar en las miles de florecitas diminutas. Me encanta mirar cómo trabajan afanosas yendo de ua flor a otra a cuestas con sus bolitas de néctar !!
Lo he ubicado en un lugar preferente delante de la fachada sur de la casa por ser un arbusto perennifio de una floración tan extraordinaria. Me gustan sus hojas verde oscuro con algo de "pelito" que nacen apretadas formando una masa bastante compacta. Es un arbusto fuerte, que aguanta bien períodos de sequía, no demasiado exigente en cuanto al tipo de suelo aunque lo prefiere bien drenado. Resistente, aguanta bien las podas, con un agradable aroma de sus flores y con abundantes frutos en forma de drupas de color azulado negruzco...un todo terreno!! A ver si hace honor a su nombre, "durillo" en mi jardín y supera el transplante!!



miércoles, 2 de abril de 2014

Cuerpos fructíferos del hongo Gymnosporangium en mis enebros (Juniperus oxycedrus)

Este fin de semana me fijé en algo que lo mismo estaba pero de lo que yo no me había percatado: vi en un enebro ( la variedad enebros que hay en la zona dónde está ubicado mi jardin es Juniperus oxycedrus” o enebro rojo o de la miera) una especie de "agallas" de color naranja bastante vivo. No sabía de qué podía tratarse y al comprobar que estaban en todos los enebros del jardín (que son muchísimos) inicialmente consideré la posibilidad de que fuera una floración (tal es mi ignorancia del comportamiento de los enebros que la verdad, hasta ahora nunca los había observado de cerca jajajaj) Pero no, no podían ser flores, estaban alrededor de algunas hojas, en las ramas gruesas y en las finas...y entonces comencé a preocupar. Sería una enfermedad?
Ay, qué preocupación me entró!! Salimos a pasear por la zona con la idea de comprobar si en los enebros de alrededor se observaba la presencia de esta especie de "agallas" y sí, en todos los que vimos por la zona tenían estas protuberancias... Entonces me tranquilicé pensando que era difícil que todos los enebros de la zona estuvieran enfermos...
Se trata de una especie de abultamientos blandos, gelatinosos y que por cierto, tienen un aroma muy, muy agradable! Así que en cuanto regresé a mi actual localidad de residencia desde la que sí puedo conectarme a Internet pregunté a Héctor y Pilar y, como siempre que se les precisa ahí estaban con sus estupendos conocimientos ayudando a quién lo precisa. Qué tranquilidad da contar con al ayuda de amigos jardineros profesionales como Héctor Hernández o Pilar Bueno Galán...
por lo visto, se trata del cuerpo fructífero del hongo Gymnosporangium , típico de enebros y otros Juniperus. Afortunadamente. apenas producen daños en los enebros pués lo usan como primer huésped creciendo ahí para producir esporas y será en su segunda fase durante la que contagiará las rosáceas (como perales, almendros, rosales, cerezos, melocotoneros, etc) favoreciendo la aparición de roya y el debilitamiento de la planta así como la aparición de nuevas enfermedades y la deformación de sus frutos y hojas.
Así que tendré que estar ojo avizor esta temporada y controlar si en mis rosales aparece roya...en fin, estas cosas tiene el jardín, alegrías y "sinvivires" ;)


  


martes, 1 de abril de 2014

Musgo y líquenes en los troncos de los árboles viejos y en las rocas

Cómo me gusta mirar los troncos de mis árboles viejos... manchados de musgo y líquenes.. no creo que les haga daño. Tengo entendido que no penetran en la madera del árbol si no tienen cicatrices profundas..Además también he leído que son un indicio del grado de contaminación que hay en el ambiente. Si esto es verdad, en mi jardín hay un aire bien puro ajajjaja
No sé de qué tipo son,  así que me informaré bien de sus efectos y si es necesario los limpiaré pero ya digo, no creo que les haga ningún mal...si acaso los tiñe con esa pátina que solo el transcurso del tiempo sabe dar y que barniza todo de una solera hermosísima  :) Los troncos de mis enebros y todas las rocas de los muretes que conforman las terrazas están llenos de ellos y a mí me alegra que estén así, llenos de color!!
Sería una pena tener que limpiar esta hermosura, no?